Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Tú (IV).

Guardo lluvia en el pelo, en el abrigo, en las zapatillas y en los párpados por si algún día la necesito. Almaceno frío en mi piel, en mis músculos y en mis huesos para que seas tú el que produzca el deshielo. O el incendio, como tú prefieras.
Cuando ando por el camino al que llamamos vida, soy capaz de vislumbrar cada fibra de tu ser. Y no es coña. Me imagino que cada nube es una célula de tu cuerpo y que el cielo en su conjunto es tu piel; tú.
De esa forma, cuando miro al cielo, te pienso. Y cuando el frío roza mi piel, te siento. Y cuando la gota de lluvia que cae recorre mis mejillas lentamente para acabar en mis labios, me besas.


1Q84 (libro 3)

Antes de nada, si has llegado aquí por casualidad y tienes verdadero interés en conocer el análisis que he hecho sobre 1Q84, te recomiendo que empieces por los libros 1 y 2, mayormente porque referenciaré y compararé ambos libros.

Sinopsis


A las ya conocidas voces de Aomame y de Tengo, se suma, en este tercer volumen, la de un nuevo personaje: el detective Ushikawa. Su última misión, encargada por Vanguardia, consistió en comprobar si Aomame era digna de confianza lo suficiente como para tratar con el líder. Ushikawa dio el visto bueno a la joven, pero ésta los traicionó a todos, cometió un asesinato y luego desapareció. Si el detective no logra encontrarla, la venganza de la secta se abatirá sobre él. Entretanto, Aomame y Tengo, cada uno a su modo, siguen deseándose en la ausencia, buscándose –al más puro estilo de Murakami– casi sin moverse de su sitio, aislados, quizás a punto de experimentar un giro radical en sus vidas y esperando un reencuentro que los redima en el mundo de 1984…